Para niños pequeños, entre 3 – 6 años, aún no se habla de equitación propiamente dicha. En sesiones individuales y cortas (puede haber más de un niño, pero sólo un poni por monitor), los niños aprenden a relacionarse con el poni, acercarse, comportarse, controlar impulsos, el contacto con el animal, cepillado y cuidados básicos.

   Se les pasea del ramal o a la cuerda (según edad) y se hacen juegos variados. 

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted